lindalocura.com
¿Qué pasa el día después de la muerte de Kobe Bryant?
Hoy las canchas de baloncesto están de luto. Adiós Kobe, adiós Mamba. Ayer recibí una llamada de mi madre dándome la fatídica noticia que Kobe Bryant había muerto. No me lo podía creer, de repente mi corazón se encogió literalmente y un nudo se me puso en el estómago mientras que una lágrima recorría mi cara. ¿Cómo es posible que lloré por una persona que jamás he conocido? ¿Cómo es posible que sienta que una parte de mí se acaba de ir? Porque como a mí, a otros muchos millones de personas, Kobe Bryant nos ha acompañado media vida. Noches infinitas viendo sus partidos; otras nos acompañaba en sueños, soñando que algún día podríamos ser como él; Sus fotos estaban en nuestras carpetas, (nunca he forrado mi carpeta con Alejandro Sanz, Back Street Boys o las Spice Girls que era lo que se llevaba en la época), siempre he forrado mi carpeta con mis ídolos y aunque mi carpeta era mayoritariamente de Michael Jordan, Kobe siempre tenía un hueco en ella. Porque sencillamente Kobe siempre estaba. Todavía recuerdo los duelos con Michael, las eternas discusiones con mis amigos a ver quien era mejor de los dos. Recuerdo sus 81 puntos, sus anillos de la NBA, su carácter ganador y esa garra de líder que le llevo a ser uno de los más grandes de la historia del baloncesto mundial. Muchas veces no somos conscientes de la influencia que tienen los deportistas de ese nivel en nosotros. Les tenemos lejos, pero a la vez les sentimos cerca. Es un espejo en el que nos miramos y que anhelamos parecernos algún día. Soñamos con que un día podremos conocerlos y tenerlos cerca aunque sea un segundo. Yo hice realidad mi sueño y pude verle jugar. Fue en el 2012 en un viaje que hice a la Costa Oeste de Estados Unidos. Fui a ver a los Golden State Warriors vs Angeles Lakers. En ese partido estaban grandes como Gasol o Curry, pero inevitablemente mi cámara solo tiraba fotos a Kobe, porque Kobe simplemente era Kobe. No voy a decir nada de sus 5 anillos, de sus 2 oros olímpicos, 18 veces All Star… porque eso ya lo sabéis. Ha sido y será uno de los más grandes de la historia, por sus títulos, por su garra, por su talento, porque sabias que Kobe la iba a meter en el último segundo, porque la mano a un ganador no le tiembla. Kobe Bryant es y será uno de los más grandes porque Kobe está dentro de nosotros, está en nuestros corazones, en nuestro recuerdo, en nuestros sueños y cuando tienes a alguien tan presente, esa persona se mantendrá viva siempre. Ahora empieza la leyenda y yo soy una de esas afortunadas que podré decir a mis hijos “yo vi jugar a Kobe Bryant”. ¿Y ahora qué? ¿Qué pasa el día después de la muerte de Kobe Bryant? El mundo entero está consternado, todos lloramos su muerte dándonos cuenta de lo frágil que es la vida. Porque si se puede sacar algo positivo de esta trágica muerte es que todos empecemos a valorar más lo que tenemos, que nos comamos el mundo, que vivamos, disfrutemos, amemos y demos las gracias todos los días. Que hoy estamos pero mañana no, y aunque suene a topicazo, no dejes para mañana la caricia, el beso, el te quiero, el café con un amigo o una llamada a tus padres, que puedes hacer hoy. La vida es el mayor regalo que tenemos y vamos a disfrutarlo, quizá mañana sea tarde. Yo me quedo con tu frase “Lo más importante es intentar e inspirar a las personas, para que ellos puedan ser grandes en lo que sea que quieran hacer”, porque por eso ya eres leyenda Kobe, porque medio mundo se ha inspirado en tu espíritu ganador y la eterna sonrisa que llevabas siempre por bandera. Gracias Kobe, para mi siempre serás eterno. Video retirada Kobe