lidercorp.com
De pronto
Escuché que alguien tocaba a la puerta. Miré la hora y me levanté de mi cama, más obligado por mi responsabilidad ante la sociedad, sea lo que eso sea, que por ganas. Las luces de la patrulla ilumi…