leyendasyfabulas.com
El sillón del Diablo - Leyendas urbanas y fábulas
Viajemos al siglo XVI, más concretamente a 1550, cuando a la cátedra de anatomía humana de la Universidad de Valladolid, Castilla-León, España, acude un joven portugués y sefardí de 22 años llamado Andrés de Proaza, y a cuando es detenido por la Inquisición por asesinato. Pocos días antes de la detención había desaparecido un niño de nueve años, los vecinos alertaron a las autoridades de que del sótano de la casa de Andrés se habían escuchado gritos, y que por el desagüe que daba al río se veía salir un líquido rojizo. Cuando las autoridades entraron en la casa, encontraron el cuerpo del niño, así como el de animales muertos, a los que había utilizado para su estudio de anatomía. El joven declaró que tenía una silla en la que se sentaba y entraba en trance, reconociendo que esto era a causa de un pacto con el Diablo. El portugués fue condenado a la hoguera y todos sus vienes subastados, evidentemente nadie los quería, y la silla fue a parar a la propia Universidad, cuando esta fue derruida pasó al Museo Arqueológico de Valladolid. ¿Donde empieza la leyenda?… Según dicen el propio Andrés dijo que en esa silla solo se podía sentar un titulado en medicina, y que cualquier otra persona que lo hiciera fallecería en tres días. La silla había quedado en el olvido en uno de los almacenes del Museo. Cierto día uno de los bedeles la encuentra y se sienta en ella, a los tres días apareció muerto sentado en la silla. Al …