lcblog.catholic.net
¿Sufrimiento…? ¿Para qué?
Suena el despertador, son las cinco de la mañana, te estiras con pereza en la cama, te levantas, tomas el café, vas a la universidad o al trabajo, etc. Y así todos los días de lunes a viernes&#8230…