lcblog.catholic.net
Hacer de lo ordinario algo extraordinario
Recuerdo que, al caminar por las orillas del mar de Salerno, Italia, me encontré con la siguiente escena. Un humilde pescador, con su lancha pintoresca, sin inmutarse y sin dejar de trabajar, ponía…