lcblog.catholic.net
El Dios de los niños
por Javier Rubio Decía Chesterton que no son los poetas los que se vuelven locos, sino los lógicos. Porque un lógico pretende meter el cielo en su cabeza, mientras que al poeta le basta con elevar …