lcblog.catholic.net
Carta abierta a los “casi” diáconos: “Tu último día como hermano”
¡Venga Tu Reino! Querido hermano: Mañana te empiezo a llamar “Padre”. ¡Ni tú te la crees! ¡Padre! ¿Qué tienes tú que no tenga yo? ¿Qué tiene de distinta mi alma de la tuya? Ahora no muc…