lazarohades.com
LA SOBERBIA Y LA SENCILLEZ
Qué bien queda exclamar aquello de «yo soy una persona sencilla». Parece que eso vende más, que nos hace mejores decirlo. Pero somos lo que hacemos y no lo que decimos que hacemos. He descubierto u…