laprincesayaseve.com
PECADOS - La princesa ya se ve
Perdóname mi Dios, ése que me cobija en su seno , siempre que voy a tu encuentro. Confieso mis pecados capitales flaquezas de un querer muerto antes de nacer. Blasfemé, Dios, tu nombre, arrogancia mía de creer ser la diosa de sus sueños. Soberbia de mujer encantadora de deseos. Vagué en su alma como víbora zigzagueante …