laparadadelstormchaser.com
¡Los colores del Éter!
– No necesito que me mires para brillar, pero en tus ojos me convierto en algo físico, algo tan real y verdadero, que casi, casi se puede tocar.