lamonomagazine.com
#RidingTheWorld: The Poison Garden, el jardín venenoso de Alnwick
Una duquesa que crea un jardín mortífero para aquellos que se saltan sus reglas ¿Parece un cuento verdad? Pues no es ninguna historia de fantasía sino la pura realidad. Se trata del Alnwick Garden, una de las atracciones más bellas del norte de Inglaterra pero que esconde un lado terriblemente tenebroso. ¿Será casualidad que allí se grabaran algunas escenas de Harry Potter? Vamos a adentrarnos en esta historia que parece recién sacado de un libro de fantasía. Todo empezó en el reino de Northumberland, un condado en el noreste de Inglaterra que se extiende hasta la frontera con Escocia. En 1995, Jane Percy se convirtió en la Duquesa de Northumberland, después de que el hermano de su esposo murió inesperadamente, y se le concedio el Alnwick Castle, la sede tradicional del Duque de Northumberland (también sirvió como escenario para Hogwarts en las dos primeras películas de Harry Potter). Después de que la familia se estableciera en el castillo, el esposo de Percy le pidió que hiciera algo con los jardines, que en ese momento eran un bosque comercial en desuso que no ostentaba más que hileras y filas de árboles de Navidad. "La gente no sabe que algunas de las plantas más comunes son asesinas" Percy cree que su marido creía que así la mantendría callada y distraída, que solo se le ocurriría…