kantod.com
Conoce a José De la Colina, pintor, escritor y trabajador inmigrante en Japón
Como inmigrante «veo otra realidad, otra cultura, otro pensamiento y me nutro de ello en mis creaciones». José Rommel De la Colina Calvo (1958), a la edad de seis años tenía un compañero de escuela que copiaba los pequeños dibujos de un diccionario y los hacía en mayor tamaño y los pintaba. Él también dibujaba y pintaba y quería hacerlo mejor que su amigo de infancia. Consiguió superarlo porque combinaba mejor los colores. A partir de ese momento supo que pintar era lo suyo. Comenzó como un pasatiempo, haciendo los trabajos de pintura de sus hermanos y amigos para ganarse algunas golosinas. Casi al mismo tiempo, un suceso extraño lo convirtió en un secreto escribidor de historias fantásticas. Cuenta que cuando tenía alrededor de ocho años mientras esperaba a su padre que volviera a casa, quien era profesor en la única escuela de su pueblo, en Phara, Puno, y había…