idejaime.com
Estocolmo (I): viaje y llegada
“¡Sueco, sueco, sueco, sueco!…” Con esta exclamación coral bien podríamos estar hablando de una mítica escena de la película de culto, para algunos de mi generación, llamada El Sargento de Hi…