gumersindomeirino.com
Salmo 83(82), cada día once de marzo, reconozcan tu nombre
Este salmo es de esos que se dice: −¡Qué difíciles son de entender!. Porque, muchas veces Dios calla. Al ser humano le cuesta tanto el silencio…, Dios “habla” en muchas ocasiones con sus sile…