gumersindomeirino.com
Salmo 42 (41), cada día ocho de julio, tengo sed del Dios de la vida
¿Has tenido sed alguna vez? ¿No has dicho en alguna ocasión, «me muero de sed»? Y en ese momento ves una fuente de la que brota agua pura, fresca, cristalina… Así es el ser humano s…