gumersindomeirino.com
Cada día veintitrés de marzo, en manos de Dios, salmo 46
Lo que pasa es por algo. No hagas caso de los profetas de calamidades. Todo está en manos de Dios. Recuerda que ni un solo pelo de tu cabello cae al suelo sin que tu Padre Dios lo sepa. No entiende…