gumersindomeirino.com
Cada día catorce de abril, que no me arrastre la corriente, salmo 68
Que no me arrastre la corriente. Una cosa es sentir el agua al cuello, como decíamos con la primera parte de este salmo ayer, y otra que te arrastre la corriente. ¿No te ha pasado –en alguna ocasió…