farrucini.es
Crítica de ‘1898: Los últimos de Filipinas’, de Salvador Calvo
Por si fuera poca la melancolía épica que da ser los últimos en algo, los españoles tendrán que negar una ocasión tras otra la cada vez más clara evidencia de que la guerra ha terminado.