esclavitudmariana.org
El Secreto admirable del Santísimo Rosario - Esclavitud Mariana
A Ustedes, pobres pecadores, uno más pecador todavía, les ofrece la rosa enrojecida con la sangre de Jesucristo. Los impíos y pecadores gritan a diario: «Coronémonos de rosas». Cantemos también nosotros: «Coronémonos con las rosas del Santo Rosario»