erikasimone.com
Una prueba
Yo no conocía este dolor y esta tortura me es nueva. Un peso en el pecho, y el corazón rodeado de presión, nunca antes lo había sentido. Pero hoy sí. Muy secos los ojos, débil caigo Ante este enemi…