erikasimone.com
una novia, un bosque y unos amigos
Sus lágrimas caían sobre los pétalos de las margaritas. Temblaban el aire con sus profundos sollozos. –¡Yo quería un bello vestido! –La chica sentada entre las flores del bosque dirigió…