erikasimone.com
Alexa y los piratas
Alexa abrió los ojos y una luz penetrante la encandiló. Cerró los ojos de nuevo y se dio cuenta de que algo le dolía… el hombro, el hombro le dolía. ¿Por qué? Intentó moverse, pero no pudo. Volvi…