elfurgon.com.ar
Aline Miklos: “El pueblo gitano está absolutamente desamparado”
Por Pablo Vázquez/El Furgón - La liviana imputación del crimen de Congreso a una presunta mafia gitana “es una muestra de racismo institucionalizado”, aseveró Aline Miklos, activista por los derechos de un pueblo desguarnecido. Si la imputación de la ministra de Seguridad Patricia Bullrich es liviana, el efecto de sus palabras es bien pesado: “No sé si Bullrich tiene dimensión del daño que le causa a la comunidad con expresiones que alientan los prejuicios y nos dejan en la marginalidad”, señaló Miklos, recién regresada de Estados Unidos, tras una conferencia en la Universidad de Harvard sobre la discriminación a los gitanos en América Latina. [caption id=attachment_12800 align=aligncenter width=1024] Patricia Bullrich en conferencia de prensa[/caption] La activista brasileña residente en Buenos Aires indicó que “estamos gobernados por personas racistas y en general todo el sistema participa del racismo”. Agregó que “hay una falta total de políticas públicas y el pueblo gitano está absolutamente desamparado”. Estudiante de doctorado en la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales de París, Francia, Miklos sostuvo que Brasil está nítidamente delante de la Argentina en relación a políticas hacia la comunidad. Aline, que el 24 de este mes intervendrá, precisamente en Brasil, como conferencista en un Congreso organizado por el Ministerio de Derechos Humanos de ese país se mostró preocupada por la exposición en algunos medios de la imagen de Stefanía, la hija de Juan Fernández, el autor de los disparos que acabaron con la vida del funcionario Miguel Yadón y, tras unos días, el diputado Héctor Olivares. Versiones indican que Yadón mantuvo un romance con Stefanía, quien niega tal situación. “Ella incluso dice que no lo conoce y puede ser verdad o no; pero lo que no se puede hacer es publicar su foto”. Al mismo tiempo dijo que “el INADI no da respuestas” cuando es requerida su actuación a causa de episodios de segregación. En referencia a la definición del hecho que hizo la ministra como un “crimen por código de sangre”, Aline Miklos estalló: “¿Qué pasa por la cabeza de Bullrich? Tiene el estereotipo gitano muy aprendido, nunca leyó una línea del tema”. Por otro lado valoró como “pertinente” el comunicado de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación que, sin nombrarla, respondió a la ministro del mismo gobierno al considerar “desatinado englobar a toda la comunidad gitana y ligarla a conductas delictivas, por el sólo hecho que alguno de sus miembros puede haber cometido un ilícito”. “La imagen que se tiene habitualmente del gitano es una creación de la cabeza de otros. Casi nadie quiere informarse. Son pocos los interesados en saber cómo viven o cómo son realmente las personas de la comunidad”, dijo la romaní de la etnia kalderash que milita por la causa gitana en el ámbito universitario, fundamentalmente en relación a la cultura, la música y el amparo del patrimonio inmaterial de su pueblo. Miklos, coordinadora en la Argentina del proyecto “Kalo Chiriklo, música y gitanos en América Latina”, explicó que “cuando el artista de flamenco está en ese rol es aceptado; es el gitano bueno. Pero cuando baja del escenario es de nuevo el ladrón, el roba niños, el mafioso”. -- Foto de portada: Tiempo argentino
Sudestada Revista