elafiche.mx
LOS DÍAS TERRENALES | ¿Ir o no a un taller literario? |
Por Mariel Iribe Zenil Hace 14 años no sabía nada de talleres literarios. Todo lo contrario: vivía en una constante incertidumbre sobre si lo que escribía tenían o no algún valor, o si, sencillamente, debía tirarlas a la basura. Y, probablemente, este sea el caso de muchos jóvenes que tienen inquietud por la escritura. Pues bien, quizá si tienen curiosidad por escribir se planteen las siguientes preguntas: ¿qué tan importante es asistir a un taller? ¿Qué y cómo se aprende a escribir en uno? ¿Hay alguna diferencia sustancial entre ir o no a un taller en la calidad de lo que escribes? Desde mi experiencia, en los talleres literarios se aprenden dos cosas fundamentales: a evitar los vicios más comunes en la escritura creativa, y a tomar la crítica de los compañeros como un elemento que ayuda al crecimiento del autor y de los textos, y no como una afrenta personal. Una vez que se aprenden estas dos cosas, los textos empezarán a fluir con mayor fuerza. Sin embargo, el trabajo que se hace en