debate21.es
El fin de Merkiavelo
Si hay un gesto por el que conocemos a Angela Merkel es el de las manos juntas formando un rombo con los dedos, es su seña de identidad. Desde que llegó a la cancillería alemana ha ido viviendo una evolución en su forma de gobernar pero no se ha desviado de su estilo.