cuentosdeterror.es
Velocidad ~ Cuentos de Miedo y Terror
Mi hermano estaba borracho como una cuba. Diez minutos antes estaba muy cómodo jugando al royale cuando mi madre me ordenó que lo fuera a buscar. Y ahora estaba allí peleando con un ebrio para convencerlo de que había que volver a casa. ―¡Ya! De acuerdo, está bien ―se rindió...