contrahegemoniaweb.com.ar
Estados Unidos: un año después y el doble de indignadas
"El año pasado parecía un funeral. Este año parece una resistencia". Esas palabras, de uno de los cientos de miles de manifestantes que salieron a las calles el 20 de enero para participar en las manifestaciones masivas de mujeres que conmemoran el vergonzoso aniversario del primer año de Trump en el cargo, resumían el estado de ánimo político. En una palabra: indignadas. El tamaño de las manifestaciones -más pequeño globalmente que el número del año pasado de unos 3.5 millones, la mayor jornada de protesta de la historia de los Estados Unidos, pero no por mucho- sorprendió a los organizadores y activistas veteranos: hasta 300,000 en Chicago; 200,000 en la ciudad de Nueva York, según el recuento oficial, pero posiblemente el doble; medio millón en Los Angeles; 65,000 en San Francisco y 50,000 en la Bahía de Oakland. Los pueblos y ciudades más pequeños, incluso en estados republicanos seguros, lo hicieron a lo grande: unos 8,000 en Omaha, Nebraska, por ejemplo. En la ciudad de Nueva