conectadosconcristo.com
En el cielo está escrito que me amas | Conectados con Cristo
Sus manos ya no acarician mi tez, siento frío, estoy sola, hay esperanza y resignación a la vez. No puedo imponer mis deseos egoístas y ambiciosos; con la mano derecha me demuestra de una y mil formas que significo algo en su vida, pero con la izquierda, me recuerda que, en sus más altas y erradas expectativas, no soy la indicada.