clinicarangelpereira.com
La Gastritis también es producida por una bacteria llamada Helycobacter Pilory
Actualmente las enfermedades gastrointestinales se encuentran entre las primeras causas de muerte ya que dentro de ellas se incluyen el cáncer colorectal y el gástrico. Posiblemente la enfermedad gastrointestinal más común es la Gastritis, un mal producido por una bacteria llamada Helycobacter Pilory. La doctora Rosalinda Pereira de Rangel, especialista en endocrinología y metabolismo de la Clínica Rangel Pereira de Bogotá señala que cuando los pacientes tienen gastritis se les indica antibióticos para matar la bacteria y que al hacer esto la persona mejora de la Gastritis pero empieza a subir de peso ya que la Helycobacter Pilory frena una hormona que se llama Ghrelina, esta hormona se produce en el estómago y hace que se produzca hambre. También te puede interesar: DIABETES: UNA ENFERMEDAD SILENCIOSA Asimismo la especialista en endocrinología y metabolismo explica que hay otro tipo de gastritis que involucra el ácido clorhídrico y que cuando no se le hace un buen diagnóstico al paciente y se empiezan a dar antiácidos y el problema de la persona es que tiene falta de ácido clorhídrico, entonces se agrava, motivo por el cual es fundamental que se realice un diagnóstico más puntual para descubrir si la gastritis es por exceso o deficiencia de ácido clorhídrico. “Cuando es por deficiencia de ácido clorhídrico hay un medicamento que mejora su producción y las personas en menos de un mes están absolutamente recuperadas, con la esperanza de que una vez que se regulas los niveles de ácido clorhídrico puede suspender el medicamento, a diferencia de las personas que se medican por el exceso de ácido clorhídrico y toman por ejemplo Omeprasol y no lo pueden suspender”. Doctora Rosalinda Pereira de Rangel. También te puede interesar: EL SEDENTARISMO Y MALA ALIMENTACIÓN ELEVAN EL SOBREPESO Y LA OBESIDAD Es evidente que hay una manera diferente de tratar esta Gastritis y conservar el peso ideal del paciente ya que existe una forma diferente de manejar el Helycobacter Pilory sin necesidad de recurrir a los antibióticos, hay que tener la flora intestinal en buenas condiciones, hacer una limpieza y una desintoxicación del organismo y tomar sustancias naturales para que la bacteria se regule y la persona pueda estar asintomática y sin subir de peso.