clinicarangelpereira.com
Diabetes: Una enfermedad silenciosa
Una persona que sufre de diabetes tiene un nivel alto de glucosa en la sangre, ya sea porque su cuerpo no produce suficiente insulina o no responde de forma correcta a esta enzima, necesaria para procesar los azúcares. La Federación Internacional de Diabetes (FID) informó que alrededor de 415 millones de adultos padecen esta enfermedad en el mundo y se espera que aumente a 640 millones para el año 2040. Las tres variantes más comunes son la diabetes tipo 1, la tipo 2 y la gestacional. La primera se debe principalmente a una predisposición genética o familiar, mientras que la segunda se asocia a malos hábitos alimenticios, obesidad y sedentarismo, y la tercera se transmite durante el embarazo. Día Mundial de la Diabetes Este evento anual sirve para generar en todo el mundo mayor conciencia del problema que supone la diabetes, del vertiginoso aumento por doquier de las tasas de morbilidad y de la forma de evitar la enfermedad en la mayoría de los casos. El Día Mundial de la Diabetes, instituido por iniciativa de la Federación Internacional de la Diabetes y la OMS, se celebra el 14 de noviembre para conmemorar el aniversario del nacimiento de Frederick Banting, quien, junto con Charles Best, tuvo un papel determinante en el descubrimiento en 1922 de la insulina, hormona que permite tratar a los diabéticos y salvarles la vida, así lo señala la pagina web de la unicen. La obesidad, el catalizador de la diabetes. La dieta rica en grasas, colesterol desmedido, mala alimentación, el sedentarismo y la falta de acceso a alimentos nutritivos son factores determinantes del sobrepeso y la obesidad. Prevalencia de sobrepeso y obesidad en población de 20 o más años de edad. ¿Cómo prevenir la diabetes? Los especialistas sobre este padecimiento crónico abogan por una cultura de prevención para reducir el índice de casos en México. Los principales consejos son: -Ejercicio: Realizar alguna actividad física al menos por 30 minutos al día. -Alimentación: Reducir el consumo de azúcar y grasa. -Toma más agua: Aumentar el consumo de agua simple -Mídete: Servir porciones pequeñas de comida. -Horarios: Establecer horarios de comida, con alimentos orgánicos, ricos en nutrientes como verduras. -Bebidas: Reducir el consumo de alcohol. Fuente: El Pais