chocolatisimo.com
Cuando una puerta se cierra, otra se abre
Ayer fui con toda la ilusión del mundo a mi prueba en el restaurante que os comentaba en el otro post, y para mi sorpresa, y hablando claro: fue una puta mierda