cdn2.asilovecamila.com
La Alta Costura tira de diseñadores extranjeros para mostrar su fuerza | Así Love Camila
La prestigiosa etiqueta de Alta Costura, que reconoce el trabajo de un puñado de exclusivos creadores artesanos, comenzó hoy en París con especial fuerza gracias a la participación de una veintena de marcas invitadas procedentes de más de diez países Los exigentes requisitos que impone la Federación de la Alta Costura para aceptar a sus miembros, como tener un "atelier" en París con un mínimo de 20 trabajadores, realizar las prendas a mano y a medida y crear dos colecciones anuales, hace que sean pocos los que puedan formar parte del círculo. A esto se unen los beneficios mínimos que ofrece un producto dirigido a tan solo unas 800 personas en todo el mundo, lo que ha llevado a numerosas marcas desde los años 80 a abandonar la Alta Costura y centrarse en el prêt-à-proter, dos líneas diferentes que han acabado por confundirse de cara al gran público. La distinción, a pesar de esta desacralización, es evidente y gracias a la apertura de la Federación a