blogs.20minutos.es
Sólo por el placer de mirar
Sentado en una terraza con un grupo de amigos tomando una cerveza después del trabajo, notó su primera mirada. No le dio importancia y siguió charlando con sus acompañantes, sin perder de vista a la dueña de los ojos que se habían clavado en los suyos. A los diez minutos y sólo con el efecto ...