blog.chlewey.net
Sobre congresos y democracias
Constantemente circulan propuestas para reducir el número de congresistas y sus salarios. Cada congresista cuesta cierta plata al país, plata que en su mayoría viene de nuestros impuestos y si los impuestos no alcanzan de deuda pública. Un congresista tiene un salario de cerca de 40 veces el salario mínimo mensual legal vigente. Tiene que asistir a sesiones tres veces a la semana por algo así como 8 meses al año. Tiene derechos a un vehículo con su gasolina paga y la opción de quedarse con el mismo cuando este esté contablemente depreciado. Tiene derecho a dos tiquetes aéreos a la semana. Tiene cerca de 50 millones de pesos para contratar secretarios y asesores y en más de una ocasión se ha denunciado que sus asesores reciben menos de lo que cobran y la diferencia se va al bolsillo del propio congresista. Cada senador … Continue reading →