blog.chlewey.net
Por el motivo incorrecto
Uno de los descubrimientos personales recientes es un don que carezco: no soy capaz de pensar en forma práctica: planear, prevenir, estar pendiente de las cuentas por pagar y por cobrar. Haciendo un trabajo termino concentrado en detalles de forma, perfeccionando un pixel que no es el que al cliente le interesa, y por más que intento enfocarme mi foco no es aquel que los demás esperan. Así que termino patinando. Sin lograr avanzar en mis objetivos y mucho menos en los objetivos de quien me requiere, sea este mi familia o mi contratante. Y es frustrante. Terminan haciéndome sentir, termino sintiéndome, un estorbo; un lastre. Sentir que es más lo que empeoro la situación que lo que sirvo para resolverla. Es entonces cuando me deprimo. No sé que tan clínicamente correcto sea aquí hablar de depresión, pero sí es una … Continue reading →