blog.anarkasis.com
sin palabras
Contra el callar no hay castigo ni respuesta. Palmario sería Cervantes. ¡Rediós! Más fácil es escribir contra la soberbia que vencerla. Clamaría Quevedo, Entiendo lo que me basta y solamente no ent…