blog.anarkasis.com
El tamaño si que importa
en una exposición como «las lágrimas de eros» llegas a la puerta con infantes de la mano y ya empiezan a mirarte rara rara, rara,… Entras y también, te miran rara, rara, rara, cuand…