blog.anarkasis.com
el huevo de Colón, los güevos de Brunelleschi y el guevo de Vasari
No me digáis que no conocéis este famoso dibujillo de Durero, la clave está en verlo al revés, ¡tachán!, hay que darle la vuelta al portátil y aparecerán unos cipotes tan grandes como pierna…