bellezaenvena.com
Si la vida te da limones…, por John Queras | Belleza en vena
Aunque su toque fresco, luminoso y chispeante está presente en muchas fragancias masculinas, lo cierto es que al limón no le damos el reconocimiento que se merece. Relegado siempre del rol protagonista y arrinconado por la fama, las siempre caprichosas modas o la procedencia exótica de sus compañeros de reparto, como el oud o la maninka, es uno de esos secundarios de lujo que demuestran, cada vez que les toca salir a escena, que no existen los papeles pequeños, sino los ingredientes mediocres. Pero claro, este cítrico tan común en nuestros fruteros y originario del sureste de la India, China y norte de Birmania, cuyo cultivo se extendió por el litoral mediterráneo tras la conquista musulmana de la península ibérica, no puede competir en prestigio con esa flor que brota únicamente la noche del equinoccio de septiembre o la carísima resina africana que solo se puede obtener los domingos impares con cielos parcialmente nublados y rachas de vientos del sur. Y eso que, junto al romero, la