bellezaenvena.com
Ajustando el neceser | Belleza en vena
Hemos estado las tres últimas semanas rogando en silencio a los dioses del buen tiempo para que el verano hiciese acto de presencia y, ahora que ya está aquí, nos pasamos todo el santo día quejándonos de un calor insoportable. Así somos los seres humanos: nunca estamos contentos con lo que tenemos. Y es que la realidad y nuestros deseos rara vez van en la misma dirección. Pero lo cierto es que el bochornazo ha llegado con la sana intención de quedarse y eso nos obliga a hacer algunos ajustes tanto en el armario como en la rutina diaria. Si no queremos derretirnos en cualquier acera de la geografía patria y quedar reducidos a un innoble charco de sudor es el momento de que los botines, los jerséis abrigados y los pantalones largos dejen paso a las sandalias, los tejidos ligeros y las bermudas. Y, al igual que sucede con el cambio de vestuario, el ritual de belleza también debe adaptarse a la subida del mercurio. Sustituye los cosméticos más densos y pesados por otros de rápida