austroborea.cl
El Hombre de la Balanza por Fraterno Dracon Saccis | Austrobórea
El bastón resonaba en la calle vacía. El amanecer demoraría en llegar debido a la neblina, tan densa y blanca como leche materna. Sombras alargadas se escabullían entre los callejones y volvían a aparecer. El anciano no les temía. Aquellas cosas que eran realmente horripilantes y peligrosas, se habían retirado a sus sórdidos escondites a la espera del próximo anochecer. O al menos la mayoría lo había hecho. Una de las figuras que acechaba al viejo persistía en su paso distante. El anciano del bastón pensó en que debía ser un forastero, poco familiarizado con la ciudad. Una sonrisa paciente se dibujaba en su rostro cuando la neblina se vio rasgada por la aparición de un hombretón encapuchado, que en una de sus manos llevaba una balanza confeccionada con huesos. En el centro del artefacto, un cráneo reseco observaba con los ojos iluminados como brasas. Tal vez le seguiría el juego, o solo se reiría en su cara abrigándose las manos en su juguete macabro. El hombre de la balanza