adelarodriguez.es
Otra manera de probar el té
Era invierno, llego a su casa a la hora convenida, hace poco que nos conocemos y procuramos pasar juntos el tiempo, que tenemos libre. Abre la puerta y, sin más, me ofrece un té. Mientras lo prepara, me entretengo en el salón mirando algo, no sé que. Entra, me venda los ojos, me desnuda y