signoeditoresliteratura.es
Si su vida es desastre, pase.
Una vida vacía, debería ser fácil de llenar con cosas. Sería algo así como que, en apariencia, hay más espacio para ser llenado. Pero el vacío interior no son cosas y ese "lleno vacío" pesa un mundo, un Sistema Solar, un hoyo negro con feroz hambre gravitacional. Eres tú en tus amarguras, en la ignorancia de los brazos de un amigo que se cansa de estirarse para atraparte en un abrazo. Cuando trate de llenarse usted mismo, tercamente, de amargura, cuidado con la marca, que después se le desparrama lo que sí hubiera querido conservar y ya no sabrá quién es usted, porque en ese vacío, lleno de nada, flota su todo y si se rebosa su nada, que ya es algo ¡vamos! que limpiar salpicaduras emocionales es un trabajo repulsivo que no le recomiendo. Por favor retire el mentón del apoyo y abra los ojos. En la siguiente habitación le confeccionan autoestimas a la medida o incluso se prueba una usada, que bastante que nos quedan sin reclamar. ¡Siguente!