signoeditoresliteratura.es
No robarás
-Había brotado, en medio del huerto, un imponente piano de cola -terminó de leer el padre. -Te equivocas, papá. De las judías mágicas brotaba una planta que crecía y crecía hasta llegar al cielo. Allí, Juan se encontraba con un gigante y le robaba la gallina de los huevos de oro. -¿Y qué te parece si hacemos un nuevo cuento donde Juan se hace un pianista grandioso, que gana muchísimo dinero? -Vale, pero con todo el dinero que gane le comprará la gallina al gigante.