signoeditoresliteratura.es
Las princesas no mienten
Cuando los padres de Emma descubrieron en el baúl de los juguetes el cuerpo sin vida de un niño con el pelo de color zanahoria, se les encogió el corazón. El amigo del que durante tanto tiempo les había hablado su hija no era imaginario.