signoeditoresliteratura.es
Estreñimiento
En los últimos años venía padeciendo estreñimiento. Más efectivo que un enema me resultaba sentarme en el váter móvil en mano. Curioseando entre mis contactos saltó el anuncio de aquel concurso literario. ¿Quién no podría escribir unas pocas palabras y tentar a la suerte? Aún con el pantalón desabrochado me apresuré a tomar bolígrafo y papel (amarillento) que guardaba en el fondo del cajón del escritorio. ¿Cómo se hacía? Solo acerté a tomar el teléfono y busqué: “Escribir microrrelato para concurso”. La pantalla me devolvió un anuncio del doctor Casas, ilustre médico digestivo.