signoeditoresliteratura.es
Al otro lado
A veces me miro, y no me reconozco. No sé qué pasa, pero miro y miro, y no soy yo. El paso de los años me ha ido modelando, me han ido haciendo ADULTO, con todas y cada una de las letras de esta sencilla palabra. Me miro, y me re miro preguntándome quién está enfrente, mirándome también ¡qué osadía! Desafiándome, sonriéndome, haciéndome burla … ¿Realmente me miro? ¿O miro un recuerdo de lo que fui? Llevo años mirándome … Me miro todos los días, hay días que varias veces, pero, ¿cuándo se produjo el cambio? Me lo pregunto constantemente, trescientos sesenta y cinco días cada año de mi vida mirándome … viendo los mismos ojos, la misma boca, la misma barbilla … ¿Cómo se me han pasado tantos cambios? ¿En qué momento sucedieron? ¿Quién los aprobó? Miro y miro … siempre me gustó lo que veía, siempre sentí simpatía por aquello que se reflejaba en el espejo …. ¿Por qué de repente veo a otra persona? ¿por qué ahora me cuesta identificarme? Quizás no me observé lo suficiente estos años, quizás no estuve atenta … El ver lo mismo varias veces hizo que perdiera el detalle, la evolución de cada fragmento de mí, y ahora ¿qué? ¿cómo acepto lo que refleja el espejo? Miro y miro ….