ophthalteam.com
Por qué no debemos frotarnos los ojos
Frotarnos los ojos es un acto reflejo en muchas ocasiones: cuando tenemos sueño, cuando notamos la vista cansada después de muchas horas frente al ordenador, cuando sentimos sequedad en el ambiente… No supone un mayor problema cuando se realiza ocasionalmente, pero puede suponer un riesgo