archisevillasiempreadelante.org
San Ildefonso (C)
Lectura del santo evangelio según san Marcos (3,1-6): EN aquel tiempo, Jesús entró otra vez en la sinagoga y había allí un hombre que tenía una mano paralizada. Lo estaban observando, para ver si lo curaba en sábado y acusarlo. Entonces le dice al hombre que tenía la mano paralizada: