archisevillasiempreadelante.org
Cuarto Domingo de Adviento: lugares del asombro
María, sorprendida en la Anunciación y aceptando lo que le dice el Ángel, ya sabe que va a ser Madre de Jesús Hijo de Dios, y aun así, conociendo para lo que ha sido escogida, sale al encuentro del otro en la persona de su prima Santa Isabel. “Pero tú, Belén de Efratá, pequeña entre las